Unas Palabras de COMUNICARTE para la Juventud de IXCAN

Publié le par LA OBRA SocioTeatral

 

 comunicarte-LOGO.jpg

 

 

 

 

4a. Calle 4-63, Zona  1 -  Tel. 2232 0054 – email: asociacioncomunicarte@gmail.com

 

MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y JUVENTUD

 

Hablar de comunicación y juventud hoy es hablar del deseo de ser escuchado desde esa posiciòn y esa visiòn que los jòvenes tienen tanto del mundo en general asi como de la sociedad en la que se desenvuelven y de la cual quieren ser protagonistas, y no simples protagonistas sino de aquellos que pueden ayudar a transformar su entorno social. Las condiciones de vida que hoy se manifiestan dificiles, en las que los jovenes ven cerrados los pocos espacios que van quedando para participar activamente en la transformación de su sociedad, espacios que estàn siendo copados por el crimen organizado y el narcotràfico, que encuentran en la juventud el elemento necesario para llevar a cabo sus planes, son aspectos que estàn impidiendo esa participación de la juventud en su entorno social y los pocos espacios que van quedando los acaparan los partidos políticos y las diferentes expresiones religiosas que, en el mejor de los casos la visión religiosa se ha constituido en la que más espacio para desarrollarse ha encontrado la juventud.

 

Por qué los partidos polìticos no constituyen hoy un espacio de desarrollo para los jóvenes? Sencillamente porque se han convertido en simples reclutadores de prosélitos o adeptos, como cualquier otra religión, pero con el agravante de que estos no están dando ningún tipo de formación ideológica a sus seguidores, de lo cual  es un fiel ejemplo el congreso de la república y los alcaldes de todo el país, que se cambian de camisola política de acuerdo a sus intereses personales, entiéndase bien, personales, porque nunca estos cambios van orientados a la búsqueda del bien de la comunidad. Esto es un claro ejemplo de lo negativo en que se han convertido los partidos polìticos y para nada son la solución para que la juventud pueda expresarse, por lo menos no con la libertad con la que necesitan hacerlo para el bien de la comunidad.  Mientras no exista dentro de ellos formación política clara y orientada a la creación de un verdadero estado nacional, que reconozca las condiciones propias de este país: pluriétnico, multicultural y prurilingüe, no serán espacios valederos para que la juventud pueda expresarse con libertad de pensamiento y acción.

 

Y estas son las actuales condiciones en las que se desenvuelve la juventud guatemalteca que, además hoy más que nunca se encuentra cercada por la descomposición social que sufre nuestro país como producto de los gobiernos dictatoriales que, durante la segunda mitad del siglo XX gobernaron a su sabor y antojo, asegurándose de que la forma tradicional de vida, que desde los tiempos de la colonia se instauró en la región, no sufriera ningún cambio, o sea que, la clase dominante mantuviera el control del poder económico, los militares el poder político y el resto del pueblo al servicio de estos dos. Dentro de esta dinámica no era tomado en cuenta el importante papel que toda juventud cumple dentro de un conglomerado social, a pesar de que desde siempre la juventud guatemalteca, como dice la canción, ha luchado por su libertad, de expresión, de organización y sobre todo, de ser tomada en cuenta en las decisiones que ayuden a transformar su entorno social.

 

Durante la guerra interna que afectó a nuestro país, un gran número de jóvenes, hombres y mujeres, encontraron en la lucha armada la mejor manera de expresarse pero sobre todo, de hacerse oir. Hoy se cuestiona mucho si fue correcta esa decisión o no pero, en esos momento no había tiempo de sentarse a meditar qué era correcto y qué no, las circunstancias obligaron a tomar decisiones de inmediato y el desarrollo social del momento así lo demandaba. Hoy, a la distancia, muchos analistas desaprueban el involucramiento de las y los jovenes en aquella guerra porque con el tiempo las cosas se analizan desde otra perspectiva distinta y hoy la juventud se encuentra inmersa en otra guerra, de la cual está siendo parte importante, ya no es una guerra con armas mortales y con un enemigo común a derrotar sino, es la lucha por alzar su voz, por ser escuchados y escuchadas para que se tomen en cuenta sus propuestas y su visión de nación.

 

La región del Ixcán fue una de las más golpeadas durante el conflicto armado interno, comunidades enteras fueron destruidas y muchas familias huyeron a México para salvar sus vidas, de esto no hay necesidad de profundizar porque ustedes son testigas y testigos vivos de esa tragedia. Muchos de ustedes, jovencitas y jovencitos, nacieron precisamente en el refugio y sin quererlo fueron obligados a desarrollarse en otro entorno social que les hizo ver desde otra perspectiva la vida. Cuando quizás empezaban a familiarizarse con una forma de vida, de repente les informan que van a retornar al lugar de origen de sus padres, lo que les obligará a adaptarse a otras condiciones distintas a las que ya habían empezado a acostumbrarse, pero también, a ser parte de un nuevo proceso  de construcción de una comunidad en el que el esfuerzo de todas y todos será vital para la consolidación de esa nueva comunidad y los aportes que cada grupo haga tendrán que ir en la línea de construir nuevos valores que formen a los líderes encargados de dirigir los destinos de la comunidad.

 

Es ahí en donde ustedes se encuentran inmersos en la actualidad, creando espacios necesarios de comunicación que les permitan ser parte activa y decisiva en la construcción de una nueva sociedad, que tiene que ir orientada a ser un ejemplo para otros municipios del país. Son ustedes los que están creando los nuevos medios de comunicación, que ya dejó de ser comunicación alternativa para convertirse en necesaria y revolucionaria, que tiene que estar acorde a las  cambios urgentes en sus comunidades porque, si no son ustedes los que se preocupen por su propia formación y propongan sus propias formas de comunicarse tomen en cuenta que, los grandes medios de comunicación escrita, televisiva y radial responden a los intereses del poder económico y que son negocios lucrativos que lo que les interesa es vender y por lo tanto los espacios están cerrados a expresiones de jóvenes y más cuando esta comunicación pretende ser totalmente independiente.

 

Hoy en día, ustedes son las personas indicadas para que, por medio de procesos comunicativos den a conocer su realidad, sin interferencias de ningún tipo, pero tienen que ser creativos, originales y no simplemente copiar patrones aprendidos que no se adapten a lo que su relidad demanda. Recuperen su memoria histórica porque sólo ustedes sabrán hacerlo como corresponde, reconstruyan su historia, sus costumbres, sus tradiciones utilizando los medios de comunicación a su alcance y, cuando no lo puedan hacer solos aprendan también a pedir consejo porque el aprendizaje siempre será de varías vías.

 

Nosotros como asociación COMUNICARTE les tenemos mucho aprecio porque esta es una región donde hemos desarrollado gran parte de nuestro trabajo y tenemos muchos amigos y amigas en Ixcán.

 

Lamento en esta ocasión no poder acompañarles personalmente debido a que siempre andamos cortos de fondos y ahora nos ha tocado una mala racha. Ya me había hecho a la idea de que iba a saludarlos de nuevo pero, espero que por lo menos en algo les puedan servir estas líneas, para que ustedes discutan en qué línea deben enfocar sus esfuerzos comunicativos.

 

Sigan adelante

 

Un fuerte abrazo para todas y todos

 

 

Boris Hernández Herrera

 

 

 

 

Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :

Commenter cet article